SuscripcionesContactoPublicidad Directorio Hemeroteca Mapa de sitio
ZACATECAS  

Tráfico de especies

Yadira Rivera
Ante la falta de políticas públicas eficientes y recursos Ante la falta de políticas económicos destinados a su preservación, cientos de especies de flora y fauna en Zacatecas están en peligro de extinción. Tal es el deterioro que algunas zonas han sido declaradas bajo protección especial.

 

 


Publicidad

El contrabando de flora y fauna, la destrucción del hábitat natural por la industrialización y la minería, y el desordenado crecimiento de las zonas urbanas son algunas de las causas de la desaparición de cientos de especies de plantas y animales. La ganadería y la tala inmoderada de árboles, desertifican la región y ponen en riesgo la calidad de vida de sus habitantes.

Funcionarios y especialistas en medio ambiente advierten que la explotación irracional del ecosistema, la contaminación de ríos con desechos de las zonas urbanas, el tráfico y la cacería ilícita de especies de animales o plantas, representa un grave riesgo para el medio ambiente y las actividades humanas.

De acuerdo con datos proporcionados por la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (Profepa), delegación Zacatecas, en lo que va del año más de 300 ejemplares de flora y fauna protegida fueron asegurados por oficiales de la dependencia, cuando eran trasladados por los contrabandistas. La mayoría de las plantas y animales confiscados son especies en peligro de extinción.

Para contrarrestar dicha práctica, a finales de junio pasado, diputados locales aprobaron la llamada “Ley para la Protección y Bienestar de los Animales en el estado de Zacatecas”, propuesta que originalmente fue presentada por una asociación civil con la finalidad de proteger a los animales que viven en cautiverio o en forma silvestre, pero que son comercializados por bandas delictivas que operan en la región.

Se estima que cerca de 100 especies de animales y plantas están en peligro de extinción en la entidad, entre ellas el llamado perrito de la pradera y el zorro del desierto.

Aunado al tráfico de especies, en el norte del estado avanza la desertificación ante los cambios climáticos que han provocado elevadas temperaturas y una sobreexplotación de la maderera, sobre todo en la sierra de Valparaíso, donde incluso se les han confiscado herramientas a varios grupos de talamontes.

La crisis que padece el ecosistema de la entidad –ante la falta de políticas públicas eficientes y recursos económicos–, ha provocado que autoridades federales declaren algunas zonas de la región bajo protección especial. Manuel Macías Patiño, subdelegado en Zacatecas de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), dice que los daños ecológicos “no son voluntarios, se deben a la falta de una cultura ambiental entre la población”.

Desaparición de especies

De acuerdo con una investigación realizada por integrantes del Cuerpo Académico de Biología de la Conservación de la Universidad Autónoma de Zacatecas –entre ellos los especialistas María del Carmen Mondragón de la Peña, Carlos Osegueda Berríos y Marisa Mercado Reyes–, en los últimos cincuenta años, en la región han sido exterminadas especies representativas del altiplano colindante con San Luis Potosí y del desierto de Chihuahua (provincia biótica del desierto de Chihuahua-Zacatecas).

Según el reporte, en la entidad hay un registro de 49 especies de aves, 13 de ellas de distribución amplia, 26 de distribución limitada y 10 especies de distribución disjunta. De las aves, tres especies del estado son raras, 16 están amenazadas, tres son endémicas, nueve en peligro de extinción, una en peligro de extinción y endémica y cuatro sujetas a protección especial. El informe establece que las causas de amenaza son la caza furtiva, el tráfico ilegal y la acumulación de agroquímicos.

En reptiles se tienen registradas en riesgo tres especies raras, cuatro amenazadas e igual número sujetos a protección especial. De cinco especies no se tiene suficiente información, las principales causas de amenaza son pérdida de hábitat y caza indiscriminada.

En cuanto a mamíferos, los especialistas ubican a 18 especies, de las cuales nueve están clasificadas como en riesgo y siete en peligro de extinción. Las causas principales de la amenaza son: cacería, envenenamiento, desarrollo ganadero en el área de distribución, deforestación e incendios.

También hay siete especies de moluscos dulceacuícolas que se encuentran en peligro de extinción por la pérdida de su hábitat (desecación de arroyos locales y cuerpos de agua).

Los investigadores estiman que, de continuar la tasa de pérdida de vertebrados en Zacatecas (0.8 especies por cada 10 años), en 500 años se habrán perdido en la entidad 40 especies de vertebrados actualmente conocidos.

La pérdida de 40 especies de aves, que se ha presentado en los últimos años, puede deberse a la pérdida de los ecosistemas de bosque y de matorral. Los investigadores advierten que “si las especies que se perdieran fueran mamíferos, se habrían extinguido las 18 que actualmente están en riesgo y que se incorporarían al grupo de especies en peligro de extinción, algunas que actualmente no están contempladas en las listas de especies vulnerables. Igual sería el escenario para los reptiles, peces y moluscos”.

Tráfico de especies

José Noé Silva Olvera, delegado de la Profepa, revela que en la entidad se practica la cacería ilícita, el tráfico de especies y la tala inmoderada de árboles, prácticas que son penalizadas por códigos federales y que ponen en riesgo el ecosistema al contribuir a la destrucción de la flora y la fauna de la región.

Explica que los delitos de mayor incidencia son: el desmonte de vegetación forestal para realizar el cambio de uso de suelo con fines agropecuarios –mejor conocido como tala inmoderada– y la cacería furtiva de especies de animales que viven en su hábitat natural.

En los operativos que aplica la dependencia para frenar los ilícitos, se aseguró a un grupo de cazadores que tenían en su poder siete armas de fuego, 77 cartuchos útiles, un faro, un vehículo y 14 canales de liebre (Lepus), así como un canal de conejo (Sylvilagus) y un pie de coyote (Canis latrans).

El funcionario agrega que, de forma precautoria, también se aseguraron 4 mil 200 kilogramos de hoja de orégano silvestre (Lippia berlandieri), 138  metros cúbicos de leña de la especie mezquite (Prosopis sp) y 4 mil 530 kilogramos de tierra de monte.

Silva Olvera dice que otros ilícitos frecuentes son el incumplimiento a condicionantes de utorizaciones de aprovechamiento forestal, vida silvestre, e impacto ambiental, que regulan las autoridades en normas y leyes, y que no son cumplidas por los particulares.

En lo que va del año, la delegación estatal de la Profepa ha realizado 78 operativos en material forestal, 15 de vida silvestre y 29 en materia de impacto ambiental. El resultado: el aseguramiento de 193 ejemplares de “Pata de Elefante” (Besucarnea recurvata), planta que data de la era prehistórica y puede llegar a vivir en algunas regiones hasta 300 años de edad, con alturas que alcanzan los 8 metros de altura por 3 de diámetro.

También se decomisaron 23 ejemplares de la especie “Viejito” (Cephalocereus senilis), cactus que se encuentra bajo amenaza según la norma oficial mexicana NOM-ECOL-059-1994, que determina las especies y subespecies de flora y fauna silvestres terrestres y acuáticas en peligro de extinción, sujetas a protección especial y que establece especificaciones para su protección.

Respecto a la fauna en peligro de extinción, se registró el aseguramiento de 119 ejemplares de la especie berrendo (antilocapra americana), animal ungulado nativo de América del Norte. Es el único representante actual de los antilocápridos y se encuentra en riesgo bajo la categoría en peligro de extinción según la norma mexicana NOM-059.

El delegado comenta que la normatividad federal vigente contempla una serie de sanciones administrativas y penales en contra de los traficantes o talamontes, quienes pueden alcanzar castigos que van desde los seis meses a los nueve años de prisión.

Depredación humana

Para el subdelegado de la Semarnat en Zacatecas, Manuel Macías Patiño, la pobreza extrema de zacatecanos, principalmente en zonas rurales del norte del estado, es uno de los principales factores que convierte al ser humano en depredador de especies de flora y fauna, sin importar que estén protegidas.

Macías Patiño asegura que “el tráfico de especies se da en todo el territorio zacatecano y este se caracteriza por la ignorancia, el desconocimiento o la necesidad”. Cita como ejemplo lo que ocurre en el semidesierto, zona que abarca los municipios de Mazapil, Concepción del Oro, Melchor Ocampo y El Salvador, donde la miseria en la cual viven los habitantes los lleva a consumir “los recursos para ayudarse económicamente; no hablamos de dolo, hablamos de necesidades”.

El subdelegado consideró que el gobierno mexicano a través de la norma 059 determina las especies en riesgo, “en el caso de Zacatecas las especies que están en esta categoría, son la víbora de cascabel, en sus cuatro subespecies, crotalus atrox, crotalus molosus, crotalus lepidus, crotalus cutulatus”, pero también la fauna exótica que se comercializa en todo el estado y principalmente en la región de Plateros, en Fresnillo, y en el municipio de Valparaíso.

Explica que la víbora de cascabel es buscada por la gente para hacer artesanías y productos como botas, chamarras, bolsas o cintos, así como para usos medicinales.

“Científicamente no está comprobado que le víbora de cascabel cure todos los padecimientos en los que se les atribuye mejoría, lo que sí es un hecho comprobable es que esta especie tiene un elevado nivel de proteínas”.

Dice que dentro de la flora amenazada y en menor proporción se encuentran las cactáceas, especie que tiene alta resistencia a la sequía y se caracteriza por su belleza ornamental. El popular peyote es utilizado en los rituales de comunidades indígenas huicholas de la entidad, debido a que su consumo genera ciertos efectos de bienestar y alucinación debido a una sustancia llamada mezcalina.

Aclara que todas estas especies “son comercializadas en el estado zacatecano sin autorización de la Semarnat”, por lo que esta dependencia –asegura– ha tomado algunas medidas para amortiguar la extinción de las especies como la capacitación del personal.

Protección ambiental

En los últimos años, el daño al ecosistema ha orillado a los gobiernos a buscar políticas públicas que frenen el deterioro ambiental mediante la creación de normas. Entre ellas se destaca la entrada en vigor de la Ley del Equilibro Ecológico y la Protección al Ambienta del Estado de Zacatecas, publicada en el Periódico Oficial apenas el 31 de marzo pasado. Anteriormente, no existía ningún ordenamiento adecuado a la crisis ambiental que padece la región.

Aunque ya se aprobó, aún no se canalizan recursos ni acciones para cumplir la Ley, como es el caso del artículo 94, el cual previene la desertificación y la tala inmoderada de árboles. En cuanto al otorgamiento de autorizaciones para efectuar cambios del uso del suelo, los ayuntamientos deberán contemplar la autorización sobre el impacto ambiental cuando existan elementos que permitan prever grave deterioro de los suelos afectados y del equilibrio ecológico en la zona.

El artículo 183 incluye una serie de sanciones en contra de quienes dañen el medio ambiente. Las medidas punitivas incluyen multas; arresto administrativo hasta por 36 horas; suspensión o revocación de concesiones, licencias, permisos o autorizaciones correspondientes que hayan sido otorgados por el Instituto; remisión de vehículos a los depósitos correspondientes; y el decomiso de los instrumentos, ejemplares, productos o subproductos directamente relacionados con infracciones relativas a daños al equilibrio ecológico o al medio ambiente.

 

Publicado: Septiembre 2007 / Año 3, No. 28



Tu opinión:

Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

Publicidad

Caricaturistas de Contralínea
De Actualidad


 

 

Publicidad

 

Avance Contralínea



En la República:  

Números atrasados
Publicidad:  


Baja California Chiapas Chihuahua Coahuila Estado de México Guanajuato
Oaxaca Sinaloa Sonora Hidalgo Michoacán NacionalTamaulipas Veracruz Zacatecas

2005 Revista Contralínea Derechos Reservados CIMCOM
Av. Juárez 88, primero piso, desp. 110 y 111. Col. Centro, México D.F.
Tels: 9149-9802 /03 /05
Sitios Recomendados:
| Oficio de Papel | Revista Fortuna | Los periodistas | Fraternidad de Reporteros de México |

Responsable del sitio: Gonzalo Monterrosa Galindo